La Flagelación

La Flagelación

Este paso es uno de los misterios dolorosos que desfila en segundo lugar en el cortejo penitencial de los corintos. El grupo está integrado por Jesús y dos sayones, llevados a cabo por el murciano Hernández Navarro en 2007 y 2019 el sayón sentado.

Escenifica el momento en que un soldado romano está cortando con un cuchillo las cuerdas que sujetaban a Cristo durante la flagelación, mientras que Jesucristo se desploma y está cayendo al suelo ante el sufrimiento padecido y el otro sayón contempla la escena mientras calma su sed.

Jesús

Se nos presenta la imagen del Salvador extenuado por el dolor tras el cruel episodio de la Flagelación. Su rostro es de gran belleza y serenidad digna de todos los elogios; el cuerpo parece gravitar el momento del desplome y caer al suelo, sobre todo la disposición por el brazo y pierna derecha.

La imagen esta tallada en madera policromada y sus medidas son: 1’82 x 1’12 metros policromada sin brillo con tonos planos, ocres y sin brillo.

Sayones

Vestido a la usanza romana y calzando botines de cuero, está este personaje en actitud de cortar con un cuchillo la cuerda que sujeta la muñeca izquierda de Jesús. Su faz detona un estado de cansancio debido al esfuerzo de haber flagelado a Cristo. El cuerpo del soldado se presenta bien dotado en su anatomía y en su tamaño natural en madera policromada, sus medidas 1’78 x 0’85 metros.

El otro de los sayones, estrenado en el año 2019, esta sentado sobre un taburete, con una jarra en su mano derecha, en ademán de beber para calmar su sed, las piernas estiradas y descansando tras el esfuerzo innegable de haber flagelado a Jesús. Todo el conjunto se presenta instantes despues de la flagelación, un cristo desmadejado y abandonado, un sayón cortando sus ataduras y un segundo sayón en actitud de descanso.

TRONO

Es de estilo barroco murciano, con unas medidas de 1’90 x 3’90 metros, formado por dos tarimas, una de varas con motivos de talla, y una segunda artística en forma rectangular, con fragmentos de talla enmarcando el pan de castilla y escoltando cuatro escudos con volutas, distribuidos en la parte delantera y trasera, el escudo Cofradía de la Caridad; y en la tarima izquierda y derecha las siglas de JHS.

El trono está dorado en  plata corlada y es obra de los hermanos Noguera Pastor en 1998. Los cuatro candelabros de luz con cera, obra del orfebre Orovio de la Torre, se estrenaron en el mismo año.